19 jul. 2011

Libreta

Esa libreta que guarda pulsos de vida, unas veces como protagonista y otras como observador de uno mismo. De la soledad, de lo tedioso que es seguir y del hastío de lo que nos rodea. Nada nos satisface, nada nos lleva a ninguna parte. Solo nuestro pensamiento, unas veces interno y otras externo, nos ata a este mundo que muchas veces pensamos imaginario.
Abre de nuevo esa libreta, sin mirar lo que hay en ella, y  vierte en ella otro presente pasado.

9 comentarios:

  1. Cuántas libretas llenas de presente ya pasado llenamos en nuestra vida. Y qué poco nos gusta releer lo que escribimos en ellas...
    Me ha encantado el texto. Y qué decir de la foto, tan bella...

    Un abrazo.

    Sara Lew

    ResponderEliminar
  2. Si bien es cierto que no suele gustar releer las libretas, cuando lo hacemos, solemos encontrar otras perspectivas de un mismo momento y terminar la lectura con una sonrisa de complicidad hacia uno mismo

    ResponderEliminar
  3. Lo más importante Sara, Gracias por tu visita y comentar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hace unos meses encontré un diario- libreta de hace muuuuchos años. A parte de la sonrisa de complicidad de la que hablas me di cuenta de que arrastro los mismos temores, las mismas frustraciones, las mismas esperanzas y espectativas. Y yo que pensaba que había madurado y tenía las riendas de mi vida...
    Buena foto!!
    Un rayón en tu libreta ;-p

    ResponderEliminar
  5. Si que es cierto, Greta, pero quizás son vistos desde otra perspectiva, más profunda y meditada. Lo que da, sin duda, mucho más miedo. Confío en que la vejez nos haga despreocuparnos y que adoptemos la última perspectiva, esta ya desde el sosiego y del análisis final de toda una vida. Sin temores más allá de la propia muerte, satisfechos por lo vivido y con la esperanza que cada cual quiera o sienta.
    Muchas gracias por tu visita y comentario ;)

    ResponderEliminar
  6. Es muy sugerente.La libreta tamaño bolsillo, para hacer un diario de campo.
    Preciosidades de un instante que aveces reencuentras.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por tu visita Albada. Recibí un corréo con tu blog pero me da error ¿Me lo puedes reenviar? Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Esa libreta es el cordón umbilical con el útero de nuestro pensamiento y con la vida exterior, de la cual sólo merece la pena el calor de las personas que quieres y te quieren.
    Y aquí te envío un abrazo por la libreta de tu blog, donde en cierto modo contacto contigo y con tus estupendas fotografías (me encantó ésta a contraluz y con ese filtro).

    ResponderEliminar
  9. Qué certero eres en tu descripción Luis. Compartimos formas y sentidos. Te mando otro abrazo librenet ;)

    ResponderEliminar