11 mar. 2012

Un amargo veneno

Con ojos cerrados contesto en silencio cuestiones dispares
Clausuro pasillos oscuros donde los gritos de disputas resuenan y rezuman sangre transparente
Donde cálidas ilusiones y expectativas de futuro se diluyen en presentes vacíos obligados a su existencia
Obligados a su avance, a su irremediable destrucción
Dicen que existe un amargo veneno
Como penas profundas
Como olas perdidas en la inmensidad de un océano
Dicen que existe un amargo veneno llamado esperanza

6 comentarios:

  1. La esperanza, ese bebedizo que nos sacia un segundo en pos de un minuto futuro.
    Amargo veneno si se escurre por las paredes de la derrota.
    Un bello texto. Gracias por compartirlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu visita. Dicen que la esperanza es lo último que se pierde, pero ¡Qué amarga es a veces!
      Encontré tu blog y lo iré viendo a los pocos. Un beso

      Eliminar
  2. La esperanza, ¿veneno?. Pues vas a tener razón. Al menos, es una droga dura. Eso de que "es lo último que se pierde", debe ser porque la necesitamos para seguir viviendo en este caos.
    Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguir, ultimamente, malviviendo. Pero voy a meterme otra dosis de esperanza y seguir mirando al frente. Aun queda mucho por recorrer.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Por cierto, no sé cómo haces la fotocomposición, pero me encanta.
    Otro abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues con las herramientas más básicas. Aún no encontré cursos gratuitos de procesado fotográfico. Todo llegará.
      Un abrazo

      Eliminar