19 may. 2011

La bala

La muerte es una bala disparada en el momento de la concepción. Su recorrido, unas veces lento y otras veloz, tiene un final siempre certero. Entre esa muerte disparada en el orgasmo y este final certero, anda la vida con uno de protagonista y su séquito de secundarios.

 Relato inspirado en otro de Sara Lew
http://microrelatosilustrados.blogspot.com/2011/05/el-revolver.html#comments

8 comentarios:

  1. Es que tus comentarios son estupendos microrrelatos, Cormorán. Éste, sin duda, supera al micro original. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Este, sin duda, no tenía el reto de 140 caracteres, taréa algo más que complicada. Llegar a una final implica estar entre unos 30 de 800, que no es "moco de pavo". Tu trayectoria indica que seas la maestra y yo un humilde discípulo.
    Gracias Sara y perdón por poner tu enlace sin haberte consultado antes. Me salió como automático y espero no te molestara. A toro pasado... ¿Quieres que lo quite o lo puedo dejar?
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  3. Anda, Cormorán, no te pongas modesto... Sara escribe bien y tú también, ¡caramba!

    ResponderEliminar
  4. Qué lindo eres... ¿Cómo me va a molestar? Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a ambos, Sara y Luis. Seguiremos compartiendo historias.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Cormoran amigo, me estás pareciendo a algo así como una bola de nieve en dirección contraria (lo cual tiene mucho más, no sólo mérito, sino también morbo vital). A cada momento que subes por la pendiente, te vas haciendo más y más grande. Como la "petit morte" a la que aludes...
    Bueno, que soberbio todo el conjunto, de verdad, y enhorabuena por éste y muchos otros post. Y por supuesto por las fotos de Obture, ya para siempre universales...

    ...y a los lectores recordarles que no estoy tratando de ligar y que no soy gay, aunque me encante este tipo.

    Salú amigo ;)

    ResponderEliminar
  7. Al final pareceremos pareja, pues...¡Ya te echaba yo de menos!
    Un abrazo Inopio

    ResponderEliminar
  8. Sí, jeje, pareja de desecho... para abonar :)

    ResponderEliminar