11 may. 2011

Seguro que te vas

Tras la gracil apariencia de una simple agencia de viajes se escondía el refugio del maligno. Siempre oculto entre tinieblas, siempre insaciable de cuerpos y almas. Su fiel empleado conseguía los mejores descuentos del mercado. O eso creían los clientes cuando al bajar al sotano de la agencia con la promesa de una documentación con vídeo de regalo, se encontraban con su último viaje. Aquel del que nunca regresarían.

5 comentarios:

  1. Inquietante microrrelato para una foto que lo es aún más. Muy bueno. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. No recuerdo qué te había comentado antes del "apagón" de Blogger, pero sigo pensando que es un genial relato a partir de esta misteriosa fotografía.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Ja,ja,ja. Menos mal que lo leí antes del apagón. El mensaje era el mismo, al igual que mi gratitud.
    Al protagonista de la foto, ya lo conoces. Dentro de poco será todo un clásico de los relatos.
    Gracias por tu paso que sé que estás en mil sitios. No sé como eres capaz, te admiro :)

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, que la foto es del sótano de una agencia de viajes. El título es su eslogan, y el, empleado de la misma. Es decir que no se volver por allí y fiarme delempleado.... Ja,ja,ja

    ResponderEliminar