21 mar. 2011

Mi otro yo


Tengo las ideas claras (casi siempre), pero no las llevo a cabo. Me pregunto cual será el motivo y nunca saco nada en limpio. Solo me cabe pensar que en mi hay otro que obra independiente de mi pensar, y que le debo caer mal pues nunca coincidimos. Busco a ese individuo pero me rehúye. Solo un día, en el espejo, me pareció verle, pero se esfumo tras una mueca dejándome una vez más solo con cara de tonto.

6 comentarios:

  1. Hola Cormorán. Me encanta tu serie de "autorretratos", como buceas en tu interior y te miras más allá del espejo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu visita Sara. Es algo que en parte os debo a todos. El haberos descubierto me animó a compartir eso que todos llevamos dentro sin miedo a expresarlo.

    ResponderEliminar
  3. Querido Cormoran... desconocía que te hubieras lanzado -por fín- a tener tus cosas juntitas. ¡¡¡¡¡¡¡Enhorabuena!!!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias gran Inopio. Voy despacito y con bastante miedo. Me alegro que me encontraras, era algo que tenía en pendientes.
    Un abrazo a ti y otro a Manolito :D

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno, Cormorán. Hacía muchos días que no te visitaba y compruebo que sigues lanzado en buena dirección. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Otro par ti Luis. Me alegra verte por estas aguas.

    ResponderEliminar