28 feb. 2011

Merecimiento

Desde que tuvo uso de razón trató de hacer el bien. Formó una familia a la que educó, honrado trabajador, gran compañero y mejor padre, solo tenía un deseo. Dejar este mundo antes que su mujer. Aún no sabe en qué se equivocó, para merecer este castigo de la soledad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario