7 feb. 2011

El arranque

Es el arranque del blog, una carrera sin prisa pero, esperemos, sin pausa. Un trotar al atardecer en un lugar de aguas calmas donde dejarse mecer, donde dejar que la mente flote y las presiones escapen fugaces como los aviones que no nos da tiempo a captar pero que sabemos de su existencia por el rastro que dejan, esa cicatriz en el cielo que solo el tiempo es capaz de borrar.
Gracias a Luis Nieto por hacer este espacio posible. Este espacio que espero sigamos compartiendo. Tu como padre creador, y yo, como sucesor y heredero.

3 comentarios:

  1. Primer comentario de prueba

    ResponderEliminar
  2. Magnífica fotografía. Me sugiere que todo está en movimiento en los tres elementos presentes (sobre todo en tierra y aire) y, a la vez, todo en una extraña serenidad.

    ResponderEliminar
  3. La foto la puse un poco sin pensar, era la de prueba. Pero ahora con el paso de los días, le voy dando un significado. Es el arranque del blog, una carrera sin prisa pero, esperemos, sin pausa. Un trotar al atardecer en un lugar de aguas calmas donde dejarse mecer, donde dejar que la mente flote y las presiones escapen fugaces como los aviones que no nos da tiempo a captar pero que sabemos de su existencia por el rastro que dejan, esa cicatriz en el cielo que solo el tiempo es capaz de borrar.
    Gracias Luis por hacer este espacio posible. Este espacio que espero sigamos compartiendo. Tu como padre creador y yo como sucesor y heredero.
    Un abrazo

    ResponderEliminar