14 feb. 2011

Envidiosas

Las grúas formaban parte de aquel muséo. Sin embargo la mayor atracción era subir al faro. Envidiosas por ello, un día sin visitas, decidieron arrojarlo al mar.

4 comentarios:

  1. Mala cosa es la envidia, capaz de los mayores males. Una foto fantástica y un punto de vista atrevido y original (qué malas las grúas, ¿no? con lo bonitos que son los faros). Genial, Cormo.

    ResponderEliminar
  2. A pesar de estar relatado en clave de humor, es una de las mayores realidades cotidianas del ser "humano".
    Un saludo Mirina

    ResponderEliminar
  3. Me gustó mucho, Cormorán. ¡Vaya despegue en tu blog!. Varios días sin entrar... y ahora me encuentro con un montón de estupendas fotos y microrrelatos! Enhorabuena

    ResponderEliminar
  4. Gracias Luis, es parte de tu criatura, ya lo sabes. Trataré que estés orgulloso de ella.
    Un saludo

    ResponderEliminar