28 feb. 2011

Jubilación

Pasó la vida trabajando como un cabrón. Apenas vió crecer a sus hijos que ahora siguen siendo desconocidos, trabajadores como el. Sale a correr a diario, haga frío, llueva o truene, y siempre hacia el este, como tratando de recuperar su tiempo, su vida que perdió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario